You are here

Las personas no deberían tener que sacrificar su privacidad y seguridad a cambio de acceder a un teléfono inteligente.

¿Crees que alguien que compra un teléfono inteligente barato merece menos privacidad que alguien que tiene la capacidad de comprar el último iPhone? ¿No? Entonces ayúdanos a presionar a Google para que todos los teléfonos Android protejan por igual a todos sus usuarios.

Estimado Google:

Las personas no deberían tener que sacrificar su privacidad y seguridad a cambio de acceder a un teléfono inteligente. Creemos que los cambios que se necesitan con mayor urgencia son:

  • Las personas deberían poder desinstalar permanentemente las aplicaciones de sus teléfonos. Esto debería incluir todos los servicios en segundo plano que siguen ejecutándose aunque las aplicaciones hayan sido desactivadas.
  • Las aplicaciones preinstaladas deberían tener el mismo nivel de control que las aplicaciones de Play Store, especialmente en cuanto a los permisos personalizados.
  • Las aplicaciones preinstaladas deberían tener algún mecanismo que permita actualizarlas, preferiblemente a través de Play Store y sin necesidad de tener una cuenta de usuario.
  • Si los fabricantes o los proveedores han intentado explotar a los usuarios de esta manera, Google debería negarse a certificar un dispositivo por razones de privacidad.

Firma nuestra petición para decirle a Google que crees que las personas no deberían tener que sacrificar su privacidad y seguridad para poder acceder a un teléfono inteligente.

Google tiene la capacidad de mejorar radicalmente el ecosistema de los teléfonos baratos. Google ya certifica a muchos de estos teléfonos como parte de su programa Android Partners. Actualmente, los socios de Android Partners –que utilizan la marca y la imagen de Android– están fabricando dispositivos que traen aplicaciones preinstaladas que no pueden ser borradas (a menudo conocidas como “bloatware”), lo que expone los usuarios a que sus datos sean recopilados, compartidos y expuestos sin su conocimiento ni su consentimiento.

Las aplicaciones preinstaladas pueden contar con permisos personalizados privilegiados que les permiten operar fuera del modelo de seguridad de Android. Esto significa que la aplicación puede definir los permisos –incluyendo el acceso al micrófono, a la cámara y a la ubicación– sin activar los mensajes de seguridad normales de Android. Por consiguiente, los usuarios no se enteran de estas graves intromisiones.

Google puede adoptar algunas medidas sencillas para que los teléfonos de bajo costo sean mejores para todas las personas, en todo el mundo. Firma la petición para decirle que la privacidad no debería ser un lujo.

Google afirma que está de acuerdo con nosotros. Eso fue lo que el mismo Sundar Pichai le dijo al New York Times este año. Firma nuestra petición para decirle a Google que entonces, así es como debería actuar.


Almacenaremos su dirección de correo electrónico hasta el 29 de abril de 2020, con el propósito de llevar adelante esta campaña, y le enviaremos solamente un correo de confirmación tras llenar el formulario, y ninguno más. Su correo tampoco será añadido a ninguna lista de correos.